lunes, 22 de enero de 2018

En el corazón de la red (II). La burbuja y el algoritmo.

La Burbuja.

Se llama así al efecto que produce el sistema de selección que tienen las redes sociales para que veamos en ellos diferentes entradas.
Ese efecto consiste en que vemos solo aquellas cosas que nos son agradables, que refuerzan nuestra "zona de confort".
El problema es no ser consciente de ello. Lo que vemos en nuestras redes sociales no es la realidad social, es lo que las redes sociales detectan como agradables para cada usuario.
A través de los datos propios, de los "me gustas" que hacemos, de las paginas que seguimos, del rastro que dejan en nuestras cookies las paginas por las que pasamos cuando navegamos, compramos, de los tags de las cosas que visualizamos en otras redes,...

El algoritmo

Es simplemente la fórmula con la que van detectando todo eso y que hace que se nos presente en las redes sociales o en nuestros terminales todas esas cosas.

lunes, 1 de mayo de 2017

Frente cultural, movimientos sociales y “marinismo” en España.

Existen iniciativas de todo tipo y color que no están contaminadas por el ambiente cultural “progresista” y de la “corrección política”, pero no son apreciadas por los militantes patriotas por no identificarse totalmente con los postulados de su fracción patriótica.
Mala comprensión de la lucha cultural es esa. La lucha cultural, la lucha por unos nuevos valores, mejor dicho por la formulación actual de unos valores fuertes y permanentes, no es cuestión de siglas, es cuestión de visión de ideas, de confrontación contra los valores de la decadencia moderna y del mal llamado “marxismo cultural”.
Y los ejemplos son muy variados, esta semana mismo me he encontrado con iniciativas como un centro cultural en Madrid que hace cursos sobre arte, sobre interpretación de historia del arte junto a otras actividades.
También he leído interesantes artículos en un medio que podríamos llamar “errejonista”, que hoy por hoy es lo mas cercano a un “melenchonismo” o un “chevenonismo” en España. A la espera de que un Vestringe se atreva a dejar su alineación sistemática con Pablo Iglesias.
Hay muchas iniciativas. Y también autores. Que en algunos casos los militantes no asumen como pertenecientes a un movimiento patriótico amplio. Hay artículos todas las semanas que pueden ser reproducidos y difundidos todas las semanas. Pero en algunos casos se mira con lupa quien es el autor, en vez de aprovechar lo que dice.


Decía en febrero que los movimientos sociales no son la construcción militante de unos pocos, sino que son los movimientos que salen de la sociedad donde los militantes tienen que moverse como peces en el agua. No es un movimiento social una iniciativa social de unos militantes en una provincia. Un movimiento social son, por ejemplo, las manifestaciones contra los impuestos abusivos por las sucesiones. Y en esos movimientos los militantes patriotas han de buscar los elementos radicalizados para convertirlos en militantes patrióticos. Y así con cualquier otro ejemplo que se nos ocurra. Sea un día un movimiento anti-abortista y por la vida. Otro las habituales movilizaciones en Barcelona alrededor de los legionarios. Y mas adelante un debate sobre cuestiones de genero, custodia compartida, o eliminación de las clausulas anti-masculinas en la legislación de divorcio o violencia familiar.
Es necesario no confundir pues “movimiento social” e “iniciativas sociales”.


La necesaria emergencia de un “marinismo” en España pasa necesariamente por comprender que no solo es necesaria una “autonomía histórica” del sujeto político, es decir de la estructura partidaria, que es superior e independiente de los participantes en ella y de sus convicciones personales y particulares, sino que es necesaria una “nueva militancia” que busque dirigirse a los sectores sociales que el progreso deja a un lado: jóvenes, parados de larga duración, autónomos desfenestrados por el sistema, divorciados explotados, madres sin apoyos, rurales sin servicios básicos, autóctonos relegados en las ayudas sociales, empleados amenazados por la robotización, obreros que ven peligrar sus puestos por la deslocalización o por la precarización laboral por la irrupción de mano de obra barata inmigrante,….
Y esta “nueva militancia” ha de incluir necesariamente nueva formas de expresión partidaria que sean inclusivas para todos esos sectores, que pueden compartir un nuevo programa político de soberanía y justicia social sin tener que compartir los aspectos mas rancios de los orígenes políticos de la vieja militancia.


sábado, 18 de marzo de 2017

Korwin y otras cuestiones en el Parlamento Europeo

Cuando se constituyo la actual legislatura europea las primeras semanas se organizaron los grupos parlamentarios europeos. Cada vez mas la constitución de estos grupos parlamentarios es mas importante en la política europea. Para orientarse en la maraña constituida por 27 nacionalidades y multiplicidad de partidos es un buen resumen de como ubicar a cada movimiento y partido europeo. El ejemplo español donde Izquierda Unida, Podemos y Bildu comparten escaño en el mismo grupo es ejemplificadora.

Pero vamos a Korwin. Ha saltado a la "fama" por sus declaraciones sobre la mujer hace días. Pero para los que seguimos el Parlamento Europeo no es un sorpresa. Es su constante. En el momento de organizarse los grupos europeos Le Pen y Wilders no pudieron constituir grupo porque tanto los conservadores británicos como los seguidores de Farage buitrearon a muchos de los posibles aliados. Esos que habitualmente son etiquetados de "extrema derecha" sobre todo de los países nórdicos. Como ejemplo sirvan los Demócratas Suecos que  durante muchos años se presentaron como aliados de Democracia Nacional y que finalmente se fueron con Farage. A Wilders se le suele atribuir el veto a Korwin que con cuatro diputados en aquel momento hubieran asegurado la séptima nacionalidad necesaria para constituir grupo. La razón es la misma por la que Korwin ha sido sancionado por el propio Parlamento Europeo, sus salidas de tono sobre cualquier cosa especialmente las relacionadas con la mujer o las cuestiones de genero. Pero salidas de tono que quede claro, no solo lo que dice sino como lo dice.

Seis meses mas tarde los cuatro diputados elegidos en la lista encabezada por Korwin ya estaban ubicados en tres grupos parlamentarios diferentes. El propio Korwin era el único que se quedaba en el grupo de los No Inscritos en que originariamente se ubicaron. Uno se pasaba al grupo de Farage y dos ayudaban a constituir, junto con una transfuga de UKIP, el grupo de Le Pen ENL (Europa de las Naciones y las Libertades).


miércoles, 1 de marzo de 2017

En el Corazón de la Red (1)

Emboscados, o no, uno de los paisajes por los que se debe mover un militante es la red, entendida como red de redes, como maraña, como circulación incontrolada de cosas, ideas, textos, dibujos, provocaciones, eventos, convocatorias, insultos, rumores, muchas falsas noticias y alguna verdaderas. Textos con o sin fecha. Noticias antiguas vendidas como actuales. Noticias ciertas de difícil comprobación. Y mas...



Es uno de los paisajes, no el único, pero si omnipresente, cada vez mas presente a través de lo que Junger llamo "fonóforo" (www.fonoforo.blogspot.com) y que terminó conocido como "smart".

Pero la red tiene sus reglas. Y la militancia en la misma también.

La cuestión de fondo es no repetir errores, no volver a "perpretar" los mismos errores de otros paisajes en la red.

Uno puede estar emboscado, en un perfil militante por ejemplo, en la red, y ser operativo. Incluso muy operativo. De nada sirve estar en la red, emboscado o no, con un perfil con pocas amistades, en un perfil cerrado con la publicidad restringida, y creerse que va a influenciar... porque de eso se trata: militar es actuar, es difundir, es compartir, en tu propio perfil o en uno de esos cientos de grupos o chats en los que alguien te pone, grupos que uno debería usar con la misma filosofía, son poco operativos los grupos pequeños de gente que no se conoce entre si y cuya publicidad vuelve a ser cerrada.

Hay que salir de bunker, hay que abrir la puerta y salir al aire fresco, aunque sea aire virtual,  pero fresco, donde se mueve mas gente, donde hay personas a las que atraer. Hay que huir también de batallas que no nos van a dar victorias, no hay que enredarse en debates sin fin, en debates sin posibilidades de convencer ni al interlocutor, ni a los que ven ese debate.

Hay que localizar esos lugares desde donde empezar a compartir, publicaciones, periodistas, lideres, hacerlos "virales", pero hacerlo nosotros mismos, no esperar a "que sean virales" sino actuar para que lo sean.

Hay que "levantar el culo del sillón" también en la red.